Agente

Grupo Financiero

Crédito

Fianzas

Daños

Salud

Vida

LA IMPORTANCIA DE LA CERTIFICACIÓN DE LOS AGENTES DE SEGUROS Y FIANZAS

En México uno de los principales retos que se tiene es la inclusión financiera, ya que es muy importante para el desarrollo económico y el bienestar de la sociedad, fomenta la justicia económica y crea mejores oportunidades para que las persona mejoren su nivel de vida.

Es necesario buscar una inclusión financiera completa, para ofrecer un conjunto integral de productos (servicios de pagos, crédito y seguros) de alta calidad a todas las personas para que pueden usarlos, a precios accesibles y con una distribución eficiente.

Para lograr una mayor inclusión financiera se deben considerar cuatro componentes:

  1. Acceso: penetración del sistema financiero en cuanto a la infraestructura disponible para ofrecer servicios y productos financieros.
  2. Uso: se refiere a la adquisición o contratación, por parte de la población, de uno o más productos o servicios financieros, así como la frecuencia con la que son utilizados.
  3. Protección al consumidor: los productos se encuentren bajo un marco que garantice como mínimo la transparencia en la información.
  4. Educación financiera: las acciones para que la población adquiera las habilidades y conocimientos para estar en la posibilidad de efectuar un correcto manejo y planeación de sus finanzas personales.

Como se puede observar, uno de los componentes de la inclusión financiera es fomentar el acceso a los servicios financieros en donde, en el caso de seguros y fianzas, los agentes son un pilar muy importante, ya que son el principal medio de distribución al generar aproximadamente el 60% de la producción total de primas. Aunado a lo anterior, son promotores de la cultura de la previsión, de la administración de riesgos y de la educación financiera.

En este sentido, se puede decir que los agentes de seguros y fianzas son un elemento muy importante para poder lograr una mayor inclusión financiera en el país. Por lo tanto, deben generar credibilidad y acreditar que tienen los conocimientos para ofrecer el mejor producto para cubrir las necesidades de las personas y guiarlos en llevar a cabo una adecuada administración de riesgos.

Dado lo anterior, debe considerarse la importancia de la certificación, la cual permite fortalecer y consolidar el aprendizaje, generar conocimiento acerca de los temas que se deben atender para fortalecer el proceso de formación, y además posibilita:

  • Comparar el nivel de competencias de los sustentantes de acuerdo con las evaluaciones que realicen, de acuerdo con las diversas compañías del país.
  • Establecer el punto de corte entre las competencias del sustentante para poder subir de categoría de acuerdo con la puntuación y experiencia adquirida.
  • Servir como fuente de información para la construcción de indicadores de evaluación que fomente la cualificación de los procesos institucionales/empresariales, la formulación de políticas y la toma de decisiones en todo lo que compete al campo profesional de los intermediarios.
  • Garantizar al usuario que los servicios que requiere sean en función a sus necesidades, proporcionando un servicio de calidad ética y profesional, que permita tener una mayor inclusión y educación financiera en seguros y fianzas –las cuales son esenciales ya que una población financieramente educada toma mejores decisiones en el ámbito económico y financiero–, de tal forma que se contribuye a la estabilidad económica y a generar un entorno favorable para el crecimiento y el desarrollo del país.
  • Enriquecer la profesionalización con una visión integral dirigida al cuidado y fortalecimiento del patrimonio de personas, familias y empresas.

Las pruebas de certificación son instrumentos estandarizados para personas que van a ingresar a laborar como intermediarios. Estas pruebas no se estandarizan por edad, estado socioeconómico u otro atributo poblacional; en cambio, se trata de instrumentos de evaluación que garanticen la calidad profesional de los sustentantes y que están en posibilidad de ejercer sus funciones laborales de manera competente. Por tanto, es importante garantizar que las pruebas se diseñen con características homogéneas, no solamente por su implicación a nivel nacional, sino por la exigencia de comparar el desempeño de los sustentantes y de las instituciones para las cuales laborarán.

Las ventajas de las pruebas estandarizadas reúnen generalmente aspectos positivos de la evaluación a nivel personal e institucional, desde los aspectos diagnósticos a los formativos, incidiendo en la mejora continua como apoyo a otros procesos dependiendo del proyecto (capacitación, certificación, producción de indicadores de desempeño, etc.); incluyen el cumplimiento de estándares de validez, objetividad y confiabilidad que, a su vez, están relacionado con la existencia de una escala para reportar los resultados de forma clara y pertinente para cada área profesional. Adicionalmente, se cuenta con las siguientes ventajas:

  • Estandarización: el diseño, la gestión y la calificación de la prueba se determina bajo condiciones de equidad de acuerdo con cada uno de los módulos de especialidad, unificando criterios y procedimientos que puedan ser adoptados por las diferentes compañías.
  • Contextualización: las pruebas hacen referencia al rendimiento profesional, por lo que se diseñan reactivos que simulan los contextos profesionales reales, considerando de esta manera las competencias que se desarrollan durante el ejercicio de sus funciones. La prueba no pretende atender aspectos innatos del sustentante puesto que las competencias se desarrollan bajo las condiciones de las instituciones formadoras.
  • Experiencia: son avaladas por diferentes comités con experiencia demostrada en el tema que se evalúe. Dentro de los comités que participan en la definición de especificaciones, desarrollo y revisión de los reactivos, participan personas con amplia experiencia en el trabajo de intermediación, acompañados por expertos en evaluación.
  • Aplicación práctica: las pruebas cubren los aspectos teóricos precisos de los reglamentos, leyes y normativas que se consideran para el ejercicio laboral, así como las competencias que se desarrollan y manifiestan en la práctica diaria. Buena parte de los reactivos o ítems de las pruebas se asocian con casos prácticos que permiten contextualizar la capacidad del sustentante para resolver los problemas que se presentan en sus actividades en el campo laboral.
  • Comparabilidad: las pruebas se desarrollan en una metodología que permite comparar resultados de años sucesivos con base en una escala estandarizada.
  • Confidencialidad: con las pruebas de certificación el sustentante tiene la seguridad de que sus resultados estarán resguardados de manera confidencial. Todas las respuestas, así como la información personal del intermediario no se divulgan a los usuarios, de tal modo que los estudios comparativos entre otras agencias se desarrollan de manera anónima.

Para lograr lo anterior, la certificación se desarrolla de acuerdo con estándares internacionales para elaborar pruebas que presenten objetividad, pertinencia, confiabilidad y validez:

Cabe señalar que este tema no es exclusivo de los agentes de seguros y fianzas, ya que otros actores del Sistema Financiero también requieren una certificación, como son los asesores financieros y los promotores de casas de bolsa y de las administradoras de fondos de retiro. Además, a raíz de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio con América del Norte se tomó el compromiso de homologar, evaluar y acreditar la educación superior con normas equivalentes en los tres países (México, Canadá y Estados Unidos), así como certificar el ejercicio profesional de algunas carreras que se acordaron en ese tratado, entre las que se encuentran la actuaría y la contaduría pública, entre otras; sin dejar de lado que las instituciones de educación superior han buscado los medios para asegurar la calidad de sus estudiantes. Por lo que día con día la certificación es un elemento importante para el desarrollo de los diferentes ámbitos laborales y para el desarrollo del país.


Centro de Evaluación para Intermediarios (CEI) es una sociedad no lucrativa creada en 2004. Su objetivo es satisfacer los requerimientos de aplicación de exámenes oficiales que acrediten la capacidad técnica de los aspirantes y/o agentes personas físicas y apoderados de agente persona moral de los sectores asegurador y afianzador de México.
www.examencei.com.mx

MAURICIO ARREDONDO
DIRECTOR GENERAL
CENTRO DE EVALUACIÓN PARA INTERMEDIARIOS (CEI)


Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
LinkedIn