RESPONSABILIDAD AMBIENTAL Y RIESGO CIBERNÉTICO, ¿ESTAMOS PREPARADOS?

Los riesgos son eventualidades que probablemente sucedan y generan un cambio; modifican el estado natural de las cosas. Existen diferentes tipos y todas deben ser consideradas por las personas, empresas y gobiernos para adaptarse a las necesidades y proteger a los involucrados.

Responsabilidad Ambiental

Es un riesgo latente ante el cual pocos están tomando medidas y un siniestro podría ser catastrófico, por ello deberíamos cambiar en México esa idea que se tiene de la Responsabilidad Ambiental de “a nosotros no nos va a pasar”.

“No podemos causar un daño ambiental, no utilizamos materiales peligrosos” o “la empresa tiene muchos años de operación y nunca ha contaminado”, son frases comunes cuando se habla de los riesgos ambientales.

Déjenme contarles un ejemplo: una empresa que transporta leche tiene un accidente en la carretera y derrama la leche en un campo, filtrándose a un manto acuífero. Esta leche afectará las características del suelo, pudiendo dañar la cosecha de ese momento y hasta la posibilidad de cosechar en esas tierras por más de 5 años, además de que la contaminación por la filtración al manto acuífero tal vez llegaría a kilómetros. Este siniestro podría ser de millones de pesos y estamos hablando de un material simple; imagínense la exposición que podría tener una empresa que maneja materiales peligrosos, o cuya actividad representa un riesgo adicional.

LEY DE RESPONSABILIDAD AMBIENTAL

El 07 de julio de 2013 entró en vigor la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental (LFRA), la cual regula la responsabilidad que surge de los daños ocasionados al ambiente, así como su reparación y compensación, dándose así lugar, en México, a un nuevo sistema de responsabilidades. Es importante señalar que la Responsabilidad Ambiental no es civil, penal o administrativa, sino una nueva y diversa ley que nace a partir de los daños al medio ambiente.

De acuerdo a la LFRA, en el Artículo 2 se define el Daño Ambiental como “pérdida, cambio, deterioro, menoscabo, afectación o modificación adversos y mensurables de los hábitats, de los ecosistemas, de los elementos y recursos naturales, de sus condiciones químicas, físicas o biológicas, de las relaciones de interacción que se dan entre éstos, así como de los servicios ambientales que proporcionan”.

El daño ambiental lo puede reclamar cualquier persona de una comunidad adyacente, una ONG dedicada a la protección del ambiente o las autoridades (Profepa). Las obligaciones derivadas de los daños al medio ambiente podrían ser:

  • Reparación del daño causado. Restituir a su estado base el recurso natural dañado, así́ como los servicios que proporcionan. INCUANTIFICABLE
  • Compensación ambiental. Acciones que generen una mejora ambiental, sustitutiva de la reparación total o parcial del daño. INCUANTIFICABLE
  • Sanciones económicas. Con montos hasta de $48,360,000.00 (al tener un seguro, estas sanciones se pueden disminuir hasta una tercera parte).

El 23 de julio de 2018 se publicaron las DACG con los requerimientos mínimos de los seguros para los sectores de Hidrocarburos y Petrolíferos, siendo un punto medular el requerimiento a todos los regulados de contar con un Seguro de Responsabilidad Ambiental, por lo que para estos sectores, el Seguro de Responsabilidad Ambiental ya es obligatorio.

SEGURO DE RESPONSABILIDAD AMBIENTAL

Es importante que cada empresa realice un análisis detallado para determinar las coberturas y los textos que mejor se adapten a sus necesidades pero, entre otras, el Seguro de Responsabilidad Ambiental puede incluir lo siguiente:

  • Responsabilidad Civil Contaminación.
  • Atención a emergencias.
  • Contención de contaminantes.
  • Mitigación de impactos y daños ambientales.
  • Restauración o compensación ambiental.
  • Caracterización de sitios contaminados.
  • Remediación de sitios contaminados.
  • Gastos de limpieza, tanto del suelo propio como de terceros.
  • Gastos de defensa.
  • Manejo de crisis.

A diferencia de la Responsabilidad Civil, la Responsabilidad Ambiental tiene una prescripción de 12 años, lo cual es muy importante considerar en el momento de la contratación, ya que la mayoría de las pólizas son bajo la modalidad de Claims Made.

También es común escuchar “en mi póliza empresarial ya tengo la cobertura de Responsabilidad Civil Contaminación, no necesito la póliza de Responsabilidad Ambiental”, ya que por el nombre existe la confusión de ser la misma cobertura, sin embargo la cobertura de Responsabilidad Ambiental es mucho más amplia que la de RC Contaminación que incluyen la mayoría de las pólizas empresariales.

SEGURO DE RIESGOS CIBERNÉTICOS

La creciente presencia de amenazas cibernéticas en México merece una especial atención en las protecciones de los sistemas de información.

Derivado de la globalización y diversos factores externos, el mundo asegurador tiende a evolucionar dependiendo de las necesidades de los consumidores; es así que el tema Cyber Risk o Riesgo Cibernético es una asignatura pendiente para México, pues existen importantes áreas de oportunidad que deben ser atendidas por las amenazas y ciberataques que ha enfrentado el país en los últimos años, adicionales a la falta de conocimiento y concientización en el tema.

El ritmo rápido de los cambios tecnológicos y nuevas formas de negociación lleva, por supuesto, al incremento de riesgos de seguridad debido a la dependencia de información confidencial, la cual en algunos casos se encuentran en la nube y su vulnerabilidad es latente.

Por lo tanto y tomando en cuenta que hoy en día uno de los activos más importantes para las organizaciones es la información, es necesario considerar que la amenaza cibernética en estos activos es tan tangible como las amenazas físicas a los activos materiales de cualquier empresa.

Las amenazas cibernéticas son aquellas que pueden afectar al negocio por posibles debilidades en los sistemas de información, por lo que es necesario mantener un manejo adecuado sobre dichos sistemas tomando en consideración que pueden afectar a cualquier tipo de industria sin importar el sector empresarial al que pertenezca, es decir, puede verse afectada desde la miscelánea de la esquina, por un malware dirigido contra los sistemas de punto de venta para capturar datos de las tarjetas de pago obteniendo nombres, límites de crédito, direcciones etc.; hasta los grandes corporativos, que no sólo pueden derivar en pérdidas financieras, sino que también se traducen en litigios complicados, aunado al daño de la reputación de la marca.

De acuerdo con información de El Financiero vía Sonicwall, hasta marzo de 2018, México es la tercera nación con más ciberataques en el mundo y el país es sólo superado por Estados Unidos y Reino Unido, lo que se traduce en un dato sumamente alarmante.

Durante el primer semestre del año los ataques de malware se incrementaron en un 215% en México, comparado con un 102% de crecimiento a nivel mundial.

Lo anterior se deriva del Reporte Semestral de Ciberseguridad de Sonicwall, empresa dedicada al desarrollo de herramientas de ciberseguridad.

Ahora bien, para reducir el riesgo (pues anularlo por completo es imposible) podríamos concluir que existen tres puntos fundamentales:

  1. Concientización en la seguridad de la información de la organización.
  2. Destinar recursos económicos y humanos para reducir el riesgo.
  3. Transferir este riesgo a un Cyber

Para el Cyber Seguro existen distintos conceptos aplicables dependiendo de la compañía aseguradora, pero en general este tipo de seguros cubre a las empresas y/o personas físicas que con motivo de su actividad profesional tengan en su poder datos electrónicos y que por robo, pérdida, comunicación y/o divulgación no autorizada de los mismos, causen daños a terceros, daños a su propia operación o sean sujetos de multas por parte de la autoridad.


TBS Intermediario de Reaseguro fue fundada en 2009. Se especializa en la colocación de reaseguro en responsabilidad civil, responsabilidad ambiental, líneas financieras, propiedad, aviación, marítimo y transportes.
www.tbsmexico.com.mx

JOSÉ CARLOS BLANCO PÉREZ
(RESPONSABILIDAD AMBIENTAL)

LUIS ÁNGEL MENDOZA CARDOZA
(CYBER)


Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
LinkedIn