RETOS Y OPORTUNIDADES DE LA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA EN EL MERCADO DE SEGUROS Y FIANZAS

En los últimos años los sectores asegurador y afianzador mexicanos han presentado un gran dinamismo, registrando tasas reales promedio de crecimiento del 5.9% y 4.4% respectivamente, en el periodo comprendido entre 2006 y 2017; crecimientos superiores a los presentados por la economía en su conjunto.

De manera adicional a su propio dinamismo, con la aparición de nuevas tecnologías y la digitalización se amplían las oportunidades de innovación que están transformando el negocio, como los dispositivos móviles, Internet de las cosas, big data, inteligencia artificial, robo-advisors, libros de registro digitalizados y descentralizados (incluyendo el blockchain), entre otros, que están teniendo gran impacto en la cadena de valor de este tipo de productos financieros.

Desde el diseño, suscripción, tarificación, mercadeo y distribución hasta el procesamiento de siniestros o reclamaciones y la administración diaria de los clientes, han presentado cambios importantes en los seguros y las fianzas a nivel internacional.

En México las condiciones están dadas para que la innovación tecnológica constituya un elemento que coadyuve a consolidar la dinámica del mercado y contribuya a que los productos de seguros y fianzas lleguen a más segmentos de la población, sin perder de vista el importante papel que juega la adecuada protección y el trato justo a los consumidores.

PARTICIPACIÓN DEL SECTOR ASEGURADOR Y AFIANZADOR

Al cierre de 2017 el mercado asegurador y afianzador estaba conformado por 98 instituciones de seguros y 17 instituciones de fianzas. El volumen total de prima directa del sector asegurador se ubicó en 482,815.8 millones de pesos, representando el 98.4% del total de la prima emitida.

De esta forma, las primas directas reportaron un incremento anual de 2.5% en términos reales, esto es 1.1% por arriba del crecimiento del PIB. Por su parte, las primas directas del sector afianzador ascendieron a 9,812.5 millones de pesos, representando el 92.1% del total de la prima emitida.

El sector asegurador registró un volumen de primas equivalente al 2.2% del PIB y una prima per cápita promedio de $3,909, mientras que el sector afianzador mostró un indicador de 6.7% en la relación responsabilidades de fianzas en vigor/PIB y un monto promedio de responsabilidades de fianzas en vigor per cápita de $11,875.

CANALES DE DISTRIBUCIÓN

La prima emitida del sector asegurador de acuerdo a la forma de venta o canal de distribución se encuentra concentrada en un 56.8% en los canales tradicionales como lo son los agentes y corredores. El 43.2% restante se distribuye entre la fuerza de venta interna, la distribución a través de sucursales bancarias y otros canales de acceso.

Sin embargo, la importancia relativa de cada uno de los diferentes canales de distribución varía en función de las operaciones y ramos de seguros. Una importante porción de la prima emitida de las operaciones de seguros se distribuye a través de los medios tradicionales de intermediación, pero se ve una creciente participación de los otros canales de acceso en el ramo de automóviles (26.6%) y en la operación de vida(16.4%).

En este entorno, el uso de las redes sociales permitirá a las aseguradoras e intermediarios atender y cubrir de mejor forma a los diferentes mercados, haciendo uso de nuevos canales de distribución, reduciendo costos, mejorando la experiencia de compra y ofreciendo formas rápidas y efectivas para la comunicación entre aseguradoras y clientes.

INNOVACIÓN EN SEGUROS Y FIANZAS

El desarrollo de nuevas tecnologías ha impulsado la innovación y se han presentado cambios en las expectativas de los consumidores, surgiendo nuevos modelos de negocio basados en tecnologías emergentes.

De esta forma, se adopta el término Insurtech para denotar al conjunto de tecnologías y modelos de negocio innovadores con el potencial de transformar dichos sectores.

A nivel internacional, en cada segmento de la cadena de valor han surgido una gran cantidad de innovaciones en seguros, destacando los siguientes ejemplos:

Diseño del Producto: los desarrollos buscan satisfacer las necesidades cambiantes de los clientes con nuevos productos y servicios. Podemos encontrar productos basados en el uso o bajo demanda, como los denominados pay-per-mile o pay-as-you-go, en los cuales se paga una prima de seguro de automóviles en función del uso o kilometraje recorrido, o bien los llamados pay-as-you-drive cuya prima se establece en función a la manera en cómo se conduce.

Suscripción y Precio: se mejora la suscripción de riesgos y la determinación de precios al permitir la utilización, recolección y análisis de grandes cantidades de datos en tiempo real. El uso de la inteligencia artificial permite incorporar algoritmos que ayudan a optimizar la selección y suscripción.

Distribución y Ventas: en términos de mercadeo y promoción, la digitalización tendrá un impacto mayor en la información que se ofrece a los consumidores. No importando el uso de la tecnología, la información ofrecida requiere ser oportuna, clara, precisa y no engañosa. Este tipo de desarrollos representan un cambio fundamental respecto a la forma tradicional de intermediación. Asimismo, el uso de las redes sociales permitirá alcanzar nuevos mercados y atacar de mejor forma los mercados objetivo, disminuyendo los costos de distribución.

Reclamaciones: la tecnología permite mejorar los procesos de gestión de siniestros o reclamaciones incluyendo las actividades de ajuste. La tecnología utilizada tipo blockchain permite agilizar el procesamiento de información relacionada con reclamos y brinda a los ajustadores las herramientas necesarias para realizar su trabajo.

Con estas herramientas de tecnología móvil los asegurados son atendidos en línea y permiten al cliente resolver la reclamación de manera virtual y completa, proporcionando una experiencia en atención diferente a lo convencional. Adicionalmente, el uso de la fotogrametría con drones complementa la evaluación del ajuste de pérdidas, reduciendo el tiempo de respuesta y permitiendo la exploración en forma segura a lugares de difícil acceso.

La mayor disponibilidad de información de los clientes, el incremento en el uso de inteligencia artificial y de los modelos predictivos, permitirán a las compañías e intermediarios identificar oportunidades en la cadena de valor para incrementar eficiencias y mejorar la experiencia de servicio del cliente, todo ello a través de la innovación y uso de nuevas tecnologías. Los modelos novedosos y el uso de tecnologías pueden generar oportunidades en cuanto a la eficiencia operativa, reducción de costos de transacción y de operación, mejoras en la suscripción y evaluación de riesgos, mayor transparencia, reducción del riesgo de contraparte, mejoras en la detección de fraudes, así como mayor inclusión financiera.

Este nuevo paradigma genera retos para los reguladores y supervisores, pues deberán tomar los pasos adecuados para la emisión de lineamientos para ayudar a la promoción responsable del uso de las tecnologías emergentes por parte de las compañías e intermediarios, y salvaguardar la atención a los usuarios.

Un factor adicional es que ante el empleo de nuevas tecnologías y modelos de innovación, surgen riesgos relacionados con la seguridad cibernética, representada por los denominados ciberataques, que pueden resultar en pérdida de información confidencial y la afectación de operaciones; el uso de primas basadas en big data podría fácilmente conducir a escenarios de discriminación; la digitalización en la distribución de seguros inclusivos podría aumentar el riesgo de abusos o fraude si no se proporciona la información adecuada y se motiva una compra sobre un producto que no cumpla con las expectativas del cliente, entre otros.

LEY FINTECH

Durante el primer trimestre de 2018, el Ejecutivo Federal emitió la Ley para regular a las Instituciones de Tecnología Financiera (Ley Fintech), basada en principios de inclusión e innovación financiera, promoción de la competencia, protección al consumidor, así como el mantenimiento de la estabilidad del sistema financiero.

Entre otros aspectos, establece los principios para regular ambientes de prueba para Modelos Novedosos (sandbox), estableciendo excepciones y condicionantes temporales para que las empresas puedan probar ciertas innovaciones en un ambiente seguro y controlado, con límites claros y salvaguardas. Es en este entorno donde las empresas desarrolladoras de tecnologías emergentes podrán impulsar de manera controlada la innovación en seguros.

REFLEXIONES FINALES

A lo largo de los años los sectores asegurador y afianzador han seguido su consolidación con un crecimiento sostenido, en medio de un marco de estabilidad y solvencia, bajo un marco regulatorio de vanguardia; sin embargo, existen brechas importantes en lo que se refiere al incremento y al alcance de la cobertura de productos de seguros y fianzas en todos los segmentos de la población. En este sentido, los canales de distribución, las nuevas tecnologías y los modelos innovadores jugarán en el futuro un papel fundamental, toda vez que constituyen vehículos adicionales eficientes que permiten acercar los productos de seguros y fianzas al consumidor final.


La Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) fue fundada en 1990. Su objetivo es proteger a los usuarios de los servicios de las instituciones de seguros y fianzas, garantizando que las actividades que realizan estén dentro de la legislación correspondiente; así como promover el sano desarrollo de estos sectores.
www.gob.mx/cnsf

NORMA ALICIA ROSAS
PRESIDENTA
COMISIÓN NACIONAL DE SEGUROS Y FIANZAS (CNSF)


Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
LinkedIn