Las aseguradoras necesitan incrementar su velocidad para lanzar al mercado productos nuevos y diferenciados sobre diferentes canales. Cada día enfrentan nuevos requerimientos y, al mismo tiempo, necesitan mantener sus costos bajos. Estos desafíos impactan directamente en el área de tecnología de las aseguradoras. Es por eso que necesitan soluciones flexibles que les permitan agregar valor a su estrategia de negocios.

Uno de los grandes impactos en la actualidad es la trasformación digital, que se entiende como la reinvención del negocio a través de las nuevas tecnologías para mejorar el desempeño interno y externo de la organización. En un entorno de actualizaciones tecnológicas constantes, las nuevas tendencias marcan un rápido ritmo de cambios. Estos cambios incorporan nuevas tecnologías y productos que deben ser adaptados e integrados a la solución central de la compañía. Entonces, ¿cómo pueden las aseguradoras aprovechar esta revolución tecnológica a favor del asegurado y del negocio? A través de la correcta aplicación de las herramientas de hoy se podrán mejorar los servicios de atención y solución de problemas, además de brindar productos mucho más personalizados a la necesidad real del cliente.

En un mundo en el que la tecnología convive con varias generaciones y diferentes formas de pensar, actuar y consumir, el reto para el sector asegurador se centra principalmente en la información. En primer lugar entendamos el big data, que se caracteriza por tres “V” que son: el volumen extremo de datos, la variedad de tipos de datos y la velocidad a la que se deben procesar.

Volumen: los datos provienen de diferentes fuentes como registros o resultados, pueden ser vírgenes o procesados.

Variedad: determinados por el tipo de archivo, ya sean estructurados como las bases de datos SQL o no estructurados como archivos de documentos.

Velocidad: indica el lapso en el que se analizan los datos. Los datos deben ser recabados, relacionados y analizados para generar una respuesta útil. Además, se refiere al aprendizaje automático (inteligencia artificial) donde los procesos analíticos imitan a través de patrones de los datos recopilados.

Ahora bien, el big data ofrece una gran variedad de opciones para las labores de marketing, concepto que va de la mano con la labor del agente de seguros. Antes la pregunta básica era ¿quién compra qué, cuándo y a qué precio?; hoy debemos considerar preguntarnos también, ¿qué tipo de datos ayudarían a mis clientes a reducir el gasto y el riesgo? Y el contar con los datos es sólo el primer paso; la gestión y el análisis de la información es lo que verdaderamente transformará a las empresas, sus productos y servicios.

Día con día la lista de nuevas tecnologías aumenta considerablemente: robots, comunicación entre máquinas, inteligencia artificial, realidad aumentada, dispositivos, entre otros, que son trascendentales por su potencial para facilitar la vida de las personas y mejorar sus dinámicas y relaciones humanas. Las aseguradoras tienen la obligación de adelantarse a la demanda y entrar de lleno a la era de los cambios tecnológicos. Esto puede suceder ya sea como un proceso interno o recurriendo a terceros expertos en transformación digital.

Un sistema integral para la administración de las diferentes áreas del negocio de las compañías de seguros, diseñado para apoyar las áreas operativas y administrativas, siendo ágil y flexible en la creación de nuevos productos de venta individual y masiva marcará el diferencial de las aseguradoras.

Es por eso que los expertos en soluciones digitales desarrolladas con tecnologías de punta permiten una administración integral, una ágil integración con terceros y logran agregar valor a la gestión diaria. Estas características permiten un back-end robusto, base para acelerar el ingreso de la compañía hacia la transformación digital.

Es imperante considerar cuatro principales variables para la elección de un sistema adecuado que son:

Rapidez en el lanzamiento de productos: definiendo el producto y lógica de negocios para acelerar su lanzamiento al mercado o mejorando los ya existentes, a través de los diferentes canales.

Reducción de costos: mediante una interfaz web que, junto a la capacidad de procesamiento, automatice los diferentes procesos operativos de la compañía de seguros. Con ello, además, los agentes podrán acceder remotamente a sus datos y emitir pólizas automáticamente u otras operaciones, reduciendo así el costo de interacción y procesamiento. La reducción en el tiempo de desarrollo, mantenimiento y la facilitad de integrarse con terceras partes utilizando API de servicios proveen una relación de costo-beneficio orientadas a alcanzar los objetivos de negocio de la compañía, y facilitar el cumplimiento de las normas regulatorias.

Aceleración hacia la transformación digital: a través de características técnicas (integración, procesamiento, etc.) y funcionales (diferenciación de precios y productos por canales, generadores de producto, etc.), que permiten acelerar dicha transformación digital centrada en el cliente.

Solución integral: cubrir todas las áreas y procesos de una compañía de seguros. Desde la venta con los diferentes cotizadores, pasando por emisión, siniestros, reaseguros, cobranzas, pagos y terminando en la contabilidad. Esto permite una trazabilidad de punta a punta de las diferentes operaciones.

SISE es una compañía que brinda soluciones tecnológicas con beneficios adicionales como API Layer, una capa de API de servicios con todas las funcionalidades desacopladas de la interfaz de usuario ofreciendo una forma de interactuar con la aplicación y extendiendo la cadena de valor del ecosistema con terceros; N-Tier, instalación y despliegue en N capas físicas permitiendo la escalabilidad según demanda de usuarios conectados o procesos ejecutándose, sin modificar el sistema, lo que permite que el sistema continué trabajando en caso de que un servidor falle, ya que se encuentra distribuida en N capas físicas (tolerancia a fallos); integración con externos; usabilidad, interfaces de usuario diseñadas para facilitar la interacción —centradas en el usuario—, permitiendo mejorar la productividad; y multidispositivos, interfaz de usuario responsiva, multi-browser y multi-dispositivos permitiendo acceder a la aplicación con sólo una conexión a Internet y un browser.

Tal como se planteó en un inicio, ya no debemos pensar en las aplicaciones tecnológicas como algo del mañana, sino que es importante considerar que se deben aplicar el día de hoy; vivimos en un mundo en el que la interacción de una compañía aseguradora a través de sistemas inmediatos de respuesta, obteniendo un sentido de decisión de cada detalle de una póliza o a través, incluso, de redes sociales, son parte de los nuevos intereses de los consumidores. Hoy debemos llegar a más personas y éstas deben estar aseguradas a la medida y de forma rápida; los seguros deben convertirse en prioridad para las personas y dejar de ser una carga engorrosa que todo el mundo trata de dejar atrás.


SISTRAN (Software Solutions for Insurance Companies) fue fundada en 1977. Se especializa en soluciones tecnológicas (dirigidas a aseguradoras, grandes brókers, agencias generales y empresas administradoras) para la industria de seguros, actualmente brindan servicio y soporte local a más de 100 aseguradoras en 16 países.
www.sistran.com/latam/

GUILLERMO NANNI
CTO
SISTRAN

GUSTAVO BATTILANA
VICEPRESIDENTE DE LA REGIÓN NORTE
SISTRAN CONSULTORES


Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
LinkedIn