En los últimos años se ha vuelto evidente que el mundo corporativo, impulsado por diversas reformas a leyes y reglamentos, es relativamente frágil; sobre todo cuando se analiza en el contexto de ciertas reformas que se encuentran en proceso de revisión y posible aprobación. Por lo anterior, es crucial que los intermediarios implementen un gobierno corporativo responsable, en miras al futuro, ya que nunca se había encontrado tanto en juego como lo que se encuentra ahora.

El desafío inmediato del equipo de directores y equipo legal de los intermediarios es la mitigación de riesgos desconocidos en un contexto de gobierno en desarrollo. Para que los directores y abogados de los intermediarios puedan sobrellevar este desafío y facilitar la toma de decisiones corporativas responsables a largo plazo, los intermediarios deben poner en marcha un modelo de gobierno corporativo centrado en la mitigación de riesgos a través de la colaboración entre accionistas, consejo de administración, directivos, empleados, clientes y proveedores.

La calidad del sistema de gobierno corporativo que llegue a ser implementado por los intermediarios, en gran medida puede ser considerado como un factor crítico para el éxito de la compañía. El diseño e implementación del gobierno corporativo será distinto para cada intermediario; sin embargo, considero que todos los intermediarios deben de tomar en cuenta tanto las características estructurales de la empresa —por ejemplo, estructura del consejo y de los comités de operación, y la estructura de las acciones— como las características organizacionales de la empresa —por ejemplo, calidad de los líderes, supervisión del consejo y comités, así como de sus integrantes y los incentivos y capacitación de empleados—.

Es relevante que durante el proceso de diseño e implementación del sistema de gobierno corporativo, el consejo de administración esté involucrado de manera activa. Asimismo, es recomendable contar con la participación de consejeros independientes que puedan aportar su experiencia no sólo en el sector de seguros y fianzas, sino  también en otros sectores.

Aunque no es tarea fácil diseñar e implementar un sistema de gobierno corporativo eficiente, cuando los intermediarios se comprometen con dicho objetivo y lo implementan, se generan de manera inmediata y/o en el tiempo: relaciones más cercanas y de confianza con los clientes, empleados más comprometidos, proveedores más confiables, y accionistas y consejeros más involucrados y cooperativos.

 

Iker Fernández Ávila

Director Legal de Grupo Interprotección